SERVICIOS PÚBLICOS: Una Historia de Atropellos y Corrupción Administrativa

{image}http://eldia.com.co/images/stories/191112/003.jpg{/image}Desde 1990, cuando César Gaviria Trujillo y su Gobierno impuso el neoliberalismo económico en Colombia, haciéndolo ver como ineficiente e inviable con argumentos falaces, todo lo Público nuestros gobernantes se la han ido entregando a los especuladores financieros y al capital privado, mientras que la población ha sufrido toda clase de consecuencias , como el abandono estatal, la carencia de salud pública, la prolongación de la edad y el aumentos de las cotizaciones para adquirir el derecho a pensionarse, el incremento exagerado en los precios de los servicios básicos de educación, la abolición de la educación gratuita, la extinción del subsidio al agro, la liquidación inescrupulosa e indiscriminada de todo tipo de empresas estatales que luego, solo con la expedición de ilegítimos decretos resultan en manos de voraces empresarios que buscan solo enriquecerse mucho más con el nuevo “negocio”.

Los gobernantes pereiranos han resultado líderes en este concierto de arrasamiento de lo público; habiendo por ejemplo, violentado el derecho a la salud de ciudadanos con el desmantelamiento del Hospital Universitario San Jorge, además de permitir la entrega en concesión de las escuelas y colegios entre otra cantidad de entregas que generan rechazo general. Vale la pena hoy hacer un resumido recuento de la situación de los servicios públicos domiciliarios, cuya empresa se escindió en 1996 argumentando corrupción e ineficiencia de las EEPP porque al concentrar la prestación de todos los servicios, supuestamente generaba una cantidad exagerada de fallas que había que corregir y para ello resultaba mucho mejor que existiera una empresa para garantizar cada servicio. Para lograrlo se comprometieron en aquel entonces a que todo SEGUIRÍA SIENDO PÚBLICO, haciendo que las EEPP dividieran en cinco (5) empresas: Telefónica, Aguas y Aguas, Energía, Aseo y Multiservicios, con gigantescas estructuras administrativas autónomas e independientes, con presupuestos propios que evidentemente incrementaron los costos en contra de todos los pereiranos.

No obstante dicha promesa de mantenerlas públicas, de inmediato empezaron el proceso que terminó con la venta de la telefónica de Pereira, la cual paso a ser propiedad de la EPM de Medellín, concesionaron el Aseo, pasando a entregar la empresa de energía a Enertolima, en la cual había participación directa de los corruptos hermanos y primos Nule; y en la administración de ENRIQUE VASQUEZ se está terminando con la feria, porque no esperó a posicionarse para anunciar que liquidaría la empresa MULTISERVICIOS argumentando sobrecostos e ineficiencia tecnológica. Fue así como en -tiempo record– supuestamente hizo el estudio con el que soporta su anticipada decisión, no solo dejando en la calle a cientos de trabajadores y a sus familias, sino que, lo que es peor entregando a manos privadas los sofware y el manejo de la facturación de los servicios públicos domiciliarios que encarecerán muchísimo más los valores que los pereiranos estaremos obligados a pagar.

En buena hora SINTRAEMDES afrontó la defensa de lo público y le salió al paso a este nefasto alcalde que representa los intereses privados y NO los intereses de los Pereiranos. La Unión Nacional de Empleados Bancarios “UNEB” acompaña la lucha de los trabajadores de las Empresas de Servicios Públicos en Vía de privatización total. La decisión de los compañeros que afrontan una HUELGA DE HAMBRE es definitivamente válida. Con esta dura tarea que adelantan estos valerosos trabajadores para defender lo público y reclamar reubicación de los trabajadores o pensiones de jubilación para quienes tienen ya las semanas y el tiempo de cotización.

Todos los pereiranos tenemos el deber de respaldar y acompañar esta pacífica y legítima protesta para exigirle a la administración que le devuelva a los pereiranos lo que es de los pereiranos. Hay que robustecer la protesta social y extenderla a los barrios para obligar al cartel de los “Sotos” a respetar la dignidad de los pereiranos y los derechos de los trabajadores de Multiservicios. De esta forma impediremos desde ya que se continúe el proceso de marchitamiento de la empresa de Aguas y Aguas, en donde su gerente Diego Barragán Correa empezó proceso de endeudamiento de la empresa tramitando la consecución de 200 mil millones de pesos con la banca multilateral, supuestamente para ejecutar proyectos de modernización de la empresa. Debe recordarse que todos los prestamos que hacen los administradores de las empresas públicas deben ser pagados por los ciudadanos. Obviamente todos los créditos en que incurra Barragán Correa –indistintamente de que sean necesarios o no- serán agregados en las facturas que sigamos recibiendo los pereiranos en nuestras casas.

Podemos asegurar que es el primer paso para la privatización porque esta astronómica suma será el argumento de la administración que llegue después de Barragán para hacer aprobar la consecución de un socio estratégico o para concesionar el la prestación del servicio o para enajenar la empresa definitivamente.

Los pereiranos tenemos que salir en masa a las calles a gritarle a esta indolente e inescrupulosa administración que no queremos más empresas públicas liquidadas ni privatizadas y finalmente para exigir el respeto por el derecho al trabajo en Multiservicios, para que se reubique o se pensione a los trabajadores afectados con estas irresponsables y antisociales decisiones de los Vásquez.

A Enrique Vásquez, Alcalde de Pereira le exigimos respeto por la vida y la salud de los huelguistas en Multiservicios. Es su responsabilidad lo que suceda en esta legítima protesta.

LA UNEB ESTA CON LOS TRABAJADORES DE MULTISERVICIOS Y CON LA POBLACION PEREIRANA


>> Descargar Noti UNEB Pereira Noviembre de 2012 en formato PDF