Líderes sindicales se capacitan académica y políticamente

{image}http://www.udea.edu.co/portal/pls/portal/docs/1/1170879.JPG{/image}La Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia en asocio con la Escuela Nacional Sindical y la Unión Nacional de Empleados Bancarios, realizan el diplomado en educación sindical con perspectiva intercultural y de género.

La idea de un proyecto de investigación que articulara universidad, sindicatos y organizaciones no gubernamentales para que trabajaran en la formación académica, política y cultural de la dirigencia sindical en Antioquia surgió de uno de los trabajos de la Maestría en Educación de la Facultad de Educación.

Lo que hoy es el “Diplomado en Educación Sindical con Perspectiva Intercultural y de Género”, que se inició el jueves 6 de marzo de 2014 en el aula múltiple del Paraninfo, comenzó con las preguntas que Teresa Castro Maso, profesora de cátedra de la Facultad de Educación, integrante del grupo de investigación Diverser y quien pertenece a la junta directiva de la Unión Nacional de Empleados Bancarios, UNEB, se hizo frente a la necesidad de reflexionar los procesos pedagógicos educativos en el movimiento sindical.

Para la profesora Castro es muy importante que la academia se comunique con los movimientos sociales y por ello expresa su gratitud: “Para mí es una alegría que esto se esté dando y sobretodo que la Universidad de Antioquia tenga escucha y tenga esta apertura. Una Universidad que es capaz de pensar en los movimientos sociales está pensando en la sociedad”, puntualiza.

Roberto Moreno, miembro del equipo educativo de la UNEB y presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de la Banca y los Seguros comenta: “La necesidad de un cambio generacional en los dirigentes sindicales, en el modelo de educación que sigue muy dogmática y pegada a los partidos políticos que descuida un tanto el mismo carácter científico y pedagógico de la educación en un sector como el movimiento sindical, nos ha hecho pensar a través de este diplomado en un diálogo de saberes entre la experiencia sindical y lo que nos puede aportar la academia especialmente las facultades de educación. Esa es la importancia que reviste el diplomado, que esperamos que sea un nuevo hito y un nuevo proceso de largo aliento en materia de formación y de nuevos liderazgos entre las trabajadoras y trabajadores colombianos”.

Según Roberto Moreno, la sociedad colombiana ha sido antisindical tanto desde el empresariado como desde el empleado. Un cambio de mentalidad respecto a los sindicatos y a la necesidad de ejercer el derecho a asociación y la libertad sindical, es la importancia que la UNEB le da a este diplomado en la perspectiva de ciudadanía laboral.

Ana Teresa Vélez Orrego, de la Escuela Nacional Sindical comenta: “El diplomado es una necesidad sentida desde hace mucho rato, de pensarnos a nosotros mismos qué tipo de formación estamos haciendo en el movimiento sindical, cuál es nuestro rol como formadores allí y qué tipo de cultura sindical es la que estamos impulsando desde los procesos educativos”. Para ella, este diplomado se convierte en un espacio para analizar y reflexionar la acción educativa con el movimiento sindical colombiano e igualmente para la construcción de propuestas propositivas que avancen en la reflexión y en el pensarse de cómo están haciendo las cosas y cómo las podrían mejorar.

Carlos Carvajal, estudiante del diplomado, empleado del banco Sudameris y afiliado a la UNEB desde hace 16 años, dice: “Creo que el diplomado nos va a dar una visión diferente de lo que sabemos y de lo que queremos, nos va a ayudar demasiado eso es indiscutible, además no solo aplicaré lo aprendido con mis compañeros del banco, sino con la sociedad en general, pues creo que esa es la labor de un sindicalista”.

El diplomado está dirigido a trabajadores que participan en instancias de dirección sindical en relación con temas o actividades de educación sindical de sus organizaciones e igualmente a quienes integran el equipo educativo y pedagógico de la Escuela Nacional Sindical.

El diplomado que comenzó el 6 de marzo finaliza en junio de 2014. Cuenta con 24 estudiantes inscritos, 10 de la Escuela Nacional Sindical, 12 de la Unión Nacional de Empleados Bancarios y 2 dirigentes sindicales.

De acuerdo con la profesora Teresa Castro cuando se entienda que los procesos pedagógicos no se dan solo en las aulas, sino que trasciendan y se conecten con las sociedades, ahí emergerá una propuesta educativa y pedagógica que dará mejores sociedades.

“Además de hacer un proyecto de investigación, también se va a hacer un proceso de formación al interior de la Facultad de Educación con estudiantes sobre el tema de derechos laborales, porque la pregunta del sindicalismo no pasa simplemente por las personas que estamos acompañando procesos pedagógicos o que hacemos parte de organizaciones, sino que la pregunta debe pasar por la universidad”, puntualiza la docente Castro.