Decenas de despidos es el precedente de la llegada de Itau a Colombia

La irrupción de un banco del tamaño de ITAU en COlombia con antecedentes diferenciales en la contratación colectiva y en las relaciones laborales que marca una distancia de la rancia cultura antisindical de los banqueros criollos, en nada se ha materializado con los trabajadores de Corpbanca.


Por el contrario lo que se está evidenciando con las primeras decisiones es una destrucción de valor de gran dimensión, comenzando por la pérdida de aproximadamente un centenar de puestos de trabajo; recayendo em los trabajadores el impacto negativo de desacertadas y desatinadas decisiones comerciales y administrativas, que son del exclusivo resorte y responsabilidad de las nuevas opotunidades tanto en el plano económico, como social y político que un Banco como Itau debe estar ubicando sus apuestas a contribuir en la construcción de ese nuevo orden que posibilitará un nuevo país y unas condiciones más prósperas y progresistas para todos los actores, y este es nuestro llamado.

Algunos trabajadores llegaron a pensar que la llegada de Itau a Colombia representaba una especie de bonanza, por aquello de que este banco tiene fama de ser respetuoso de la actividad sindical y de compartir con sus trabajadores un pequeño porcentaje de utilidades. Además, porque en Brasil tiene firmado con su sindicato un acuerdo marco sectorial que a través de UNI Américas Finanzas UNEB y ACEB hemos conversado para extenderlo a los trabajadores colombianos. Hoy no se han cambiado los avisos y ya se cuenta con un alto número de trabajadores despedidos que en la jerga moderna los empleadores llaman "acuerdos voluntarios" cuando en realidad son despidos masivos disfrazados.

Itau está marcando un precedente aciago en Colombia, acompañando su incursión al mercado financiero colombiano con despidos, colocando su cuota de aumento del desempleo en los trabajadores colombianos y generando una reacción de temor por su puesto de trabajo en tod@s l@s trabajadores que están aún en las diferentes áreas del banco.

Este año donde nos aprestamos a presentar hacia mitad de año un nuevo Pliego de Peticiones para mejorar las condicionales laborales de la plantilla de trabajador@s, exige de parte de la administración allanar un camino diferente y demostrar en la práctica una voluntad política seria de transformar la realidad en este momento de post-acuerdo que demanda de los empresarios un cambio en su cultura de negocios y de respeto a las libertades sindicales.

En manera alguna es nuestro deseo que se profundice la conflictividad, la confrontación y la polarización en el banco Itau, ojala pudiéramos darle un giro a la historia y ser protagonistas conjuntos para cimentar una nueva realidad laboral y a su vez en la contratación colectiva.

La Unión Nacional de Empelados Bancarios UNEB y la Asociación Colombiana de Empleados Bancarios ACEB rechazamos los despidos de trabajadores en Corpbanca-Itau y exhortamos a la administración del banco a encauzar su desarrollo financiero por un sendero de transformación en favor de los trabajadores y del país y no en detrimento de sus familias y de nuestra sociedad.

UNEB | UNI GLOBAL UNION | ACEB