“Las vacaciones del magisterio son necesarias y no se pueden recortar”

David Pérez, docente orientador, se refirió a la actual polémica por el recorte injusto que el Gobierno pretende hacer de una a dos semanas de vacaciones de los docentes en el país.

Respecto “a las vacaciones del magisterio es necesario recordar que nuestro trabajo como docentes tiene algunas particularidades, que hacen un mayor desgaste frente a otros tipos de trabajo. Por eso, se han ganado algunas particularidades, como las vacaciones más largas o periodos de trabajo de jornadas más cortas”.

En general, estas diferencias con otras jornadas de descanso están relacionadas con circunstancias particulares de su labor que generan un desgaste de salud. Por ejemplo, en situaciones que causan enfermedades del oído, por los niveles de ruido a los que los docentes están expuestos por el alto número de estudiantes. También, el estrés, por el nivel de atención en el desarrollo de clases.

“La actividad docente es de un orden intelectual muy alto por estar trayendo conceptos de la ciencia a los chicos, respondiendo las preguntas, manejando ejemplos, hace que el cerebro trabaje consumiendo más energía que en otro tipo de labor”, dice el docente orientador.

Hay otras profesiones de mucho más desgaste con periodos controlados de trabajo y con jornadas más largas de descanso, como los controladores aéreos o los pilotos, lo cual quedó en evidencia durante la reciente huelga en Avianca.

El tema no es solo físico, debido a las varias horas de pie o el tener que hablar en tonos altos, sino incluso emocional, por enfrentarse a las especiales realidades sociales de Colombia. Algo que afecta en especial a los orientadores, como el docente David Pérez, “los docentes del área pública trabajamos con población vulnerable lo que aumenta el desgaste”.

En estos momentos, maestros de todo el país están en una lucha por la defensa de esos espacios. El Ministerio pretende usar la recuperación de las clases por el paro para lanzar una arremetida a las vacaciones, restando al menos una semana del próximo año, lo cual materializó en la Circular 51. La ADE está librando una férrea batalla por impedir esta violación de derechos.