No más impunidad para las Fuerzas Militares

{image}http://www.eldia.com.co/images/stories/220110/impunidad.jpg{/image}Muy irrisorio resulta el sistema judicial colombiano, el cual permite que muchos crímenes que se comenten en nuestro país queden en la impunidad o los que se castigan obtengan penas irrisorias, como es el caso de los homicidios culposos.
No es posible que un personaje que comete un homicidio culposo y premeditado, el cual debe recibir una condena de 30 años de cárcel, reciba solamente 5 años, con los argumentos de que la entrega voluntaria, los antecedentes judiciales  y la cara de no criminal, hacen posible que la sentencia original se rebaje en 25 años. Eso sin contar que por buena conducta en la cárcel y por las 3/5 partes de la pena cumplida, el homicida puede salir en 2 años de la cárcel.

Y aunque esta situación es muy grave en torno a la defensa del derecho a la vida,  resulta mucho mas complicado  la situación de impunidad que han gozado las Fuerzas Militares Colombianas, cuando se trata de violaciones al Derecho Internacional Humanitario.

A los muchos casos de militares colombianos implicados en asesinatos  de dirigentes sindicales, de campesinos  y colombianos del común, los cuales quedan en la impunidad, tenemos que sumarle ahora la negligencia  de la justicia ordinaria cuando se trata de condenar a los pocos militares capturados por violación de los derechos humanos.

Este es el caso de los militares capturados por los llamados falsos positivos, es decir, la desaparición de jóvenes de  ciertas zonas del país y mostrados como bajas del Ejercito Nacional en su lucha anti-insurgente, resulta inaceptable la liberación de estos  uniformados por el argumento de vencimiento de términos.

No basta con la impunidad que se le ha hecho a las Fuerzas Militares en sus actuaciones en el Palacio de Justicia en 1985, o en las grandes masacres paramilitares apoyadas por algunos de sus Generales, sino que ahora se les premie con la libertad a los pocos  militares capturados en unos de los peores episodios de la guerra que se libra en  Colombiana.

Con estas liberaciones, lo único que queda demostrado es la complicidad de la justicia colombiana a la hora de juzgar a los miembros de los aparatos de seguridad colombiana, dado que por lo general, la sentencia siempre es la libertad, es decir, la impunidad.

No más Impunidad en Colombia, que se esclarezca y se encuentren los culpables de ciento de crímenes políticos, tanto materialmente como intelectualmente, en nuestro país y se les de condenas ejemplares no importa a que institución nacional representen.