Confiar Cooperativa Hacia un Modelo Financierista: Fundación Confiar en Riesgo por un grupo antidemocrático

La Fundación CONFIAR, cumple un rol estratégico al interior de la estructura de la cooperativa, tiene a cargo el desarrollo de procesos de formación de líderes que se comprometan con el gobierno cooperativo, con la democracia y la participación en los escenarios de decisiones.

Históricamente, también ha tenido a cargo el desarrollo de servicios directos prestados por Confiar, en materia de transformar el servicio financiero en beneficios sociales, como es el caso de las dinámicas de ocio creativo y recreativo, el acceso al arte y la cultura, la gestión de circuitos solidarios en los territorios, entre otros, siendo durante estos 20 años de existencia una Fundación digna de réplica en otras entidades del sector cooperativo.

Desde el año 2016 el equipo de trabajo de la Fundación Confiar, ha recibido señales que consideramos van en detrimento del acumulado político, social y cultural de la cooperativa a través de órdenes verbales inicialmente emitidas por el director de la Fundación, Alejandro López Carmona, quien ha orientado verbalmente al equipo durante el primer semestre de 2016, en los siguientes ámbitos:

• Disminuir la gestión de los En-Claves Juveniles Territoriales (13 organizaciones y más de 800 jóvenes impactados en ese momento en las zonas de Boyacá, Medellín y Área Metropolitana)

• Cerrar los grupos de estudio en economía solidaria (que en ese momento impactaban a 70 personas).

Ambos asuntos se corroboraron con las instancias decisorias correspondientes, dándonos cuenta que dicha orientación no había sido consultada ni emanada por la junta directiva. Dicha instancia dio vía libre a la continuidad de los procesos.

La antesala de estas orientaciones fueron dos decisiones que sí tuvieron el apoyo de la junta directiva de la Fundación Confiar:

• El desmonte de la operación de Ahorro Escolar, en cuya alternativa se consideró importante hacer énfasis en el trabajo con menores ahorradores, (lo cual en la cooperativa no ha tenido eco considerando que no es un público comercialmente estratégico, pese a nuestra insistencia como equipo de trabajo en la importancia del trabajo con niñez) el impacto del desmonte del ahorro escolar se ha visto reflejado en la base social de instituciones educativas (de 62 bajamos a 12) y en el número de niños, niñas y jóvenes a los que generábamos acceso e inclusión financiera con este programa, especialmente las zonas rurales fueron las más impactadas.

• La segunda decisión, fue la transformación del centro social y recreativo el Paraíso a la reserva natural el Edén, la cual preveemos dejará de atender 14 mil personas anualmente, debido a que la vocación de servicio al asociado será limitada a actividades académicas.

De las orientaciones verbales a los hechos reales

Nosotras y nosotros, trabajadoras y trabajadores de la Fundación Confiar, no estamos en contra de las disposiciones, sino de los mecanismos inconsultos que lesionan la fortaleza institucional de la cooperativa como entidad democráticamente controlada por sus asociados, así mismo manifestamos nuestra inconformidad frente a la transformación del Paraíso, no porque consideremos que no sea loable una reserva natural, sino porque no vislumbramos serias alternativas de beneficios sociales que permitan la transformación del excedente económico en satisfacción de necesidades de nuestros asociados mas allá de la intermediación financiera y algunos auxilios económicos en proceso de desmonte o reducción por la reforma tributaria como el programa de becas de educación superior.

Durante el mes de Agosto del año 2016, escuchamos al Gerente Corporativo Oswaldo Gómez, plantear en un grupo primario de gerentes, que la Fundación debía acabarse, luego se retractó diciendo públicamente que sólo se trataba de “reducirla”, lo que provocó, junto con la renuncia de 4 compañeras del grupo primario de gerencia por razones de maltrato y acoso laboral, la realización de un acto simbólico solidario, una abrazatón en silencio con 39 empleados en la oficina del gerente corporativo. Los temblores y llantos de los/as trabajadores/as, nos hicieron preguntarnos ¿qué está sucediendo bajo el tapete?

De nuevo cuando como equipo, preguntamos por la intención de cerrar o reducir la Fundación a los organismos de dirección, todos coincidieron en que dichas afirmaciones eran falsas. Sin embargo, cuando el río suena piedras lleva, incluso, nos informaron algunos empleados de la cooperativa de la intensión de traslado y despido de los integrantes del equipo de Fundación, como por ejemplo de nuestra compañera de Boyacá, cuyo despido significaría de facto, el cierre de la Fundación Confiar en el territorio. Y lo que temíamos se ha ido materializando en el año 2017, la tercerización del Bazar de la Confianza, una acción histórica de la Fundación, fue una decisión que se tomó durante el primer semestre del año; el traslado del programa de Becas, incluida la gestión educativa con becados se remitió a la unidad comercial denominada “beneficios al asociado” bajo la gestión del área de mercadeo sin proceso de empalme con la Fundación ni aprobación de los organismos sociales frente a este traslado; la contratación paralela de personal en la financiera para el temas que han estado a cargo de la fundación como la promotoría de educación; el cambio de imagen corporativa no conto con una amplia consulta, y la muestra en la que se basa el estudio de imagen es de 50 personas bajo una metodología cualitativa que no recoge la diversidad y pluralidad de la gente de Confiar; la orientación de que el programa de trabajo con delegados y directivos quedara a cargo del área de comunicaciones de la cooperativa con el aval de la nueva mesa directiva del consejo; reiteramos que a excepción de este último traslado, ninguna de estas decisiones han sido analizadas o consultadas con los organismos de dirección correspondientes como la junta directiva de la Fundación Confiar y menos con el equipo de trabajo para hacer un análisis serio de las implicaciones de los ajustes realizados.

Todas estas decisiones nos hacen pensar que se están ejecutando orientaciones por vía de hecho por parte de la administración, decisiones arbitrarias e impopulares en cabeza del gerente corporativo y el director de la Fundación, generando las condiciones de cierre y/o desmonte paulatino de lo que hasta hoy ha sido la Fundación Confiar.

En pasados días el Director de la Fundación Confiar, nos habló al equipo de trabajo del proceso de reestructuración que está sucediendo con la Fundación, sin embargo no nos dio más información que esa frase, lo que nos hace pensar que la vocación histórica, el rol y el modelo de Fundación que hemos tenido va en proceso de declive y desmonte.

Aclaramos a los asociados, delegados, directivos, y comunidad en general, que muchos de estos hechos vienen ocurriendo desde hace dos años cuando toma posesión el nuevo director.

Como consecuencia de estos y otros hechos que hemos conocido en materia laboral, hemos decidido sindicalizarnos, reiterando nuestra convicción de que esta cooperativa no puede olvidar sus orígenes en la clase popular y trabajadora, así mismo, consideramos que hay asuntos que poner en orden en materia laboral:

a. Vacaciones a tiempo para todos los trabajadores de la cooperativa, sin que estén supeditadas a cumplimiento de metas.

b. Reivindicación de una política de inclusión de género que tenga en cuenta la mujer trabajadora en su rol de madre y/o jefe de hogar.

c. No comprendemos cómo en la cooperativa (y no en otras entidades del sector financiero como nos hemos dado cuenta) las metas son causal de despido con justa causa.

d. Horarios adecuados a la jornada laboral y no las extensas jornadas de las que nos hemos percatado.

e. Generación de condiciones adecuadas para la educación de los trabajadores.

f. Derecho a la participación con garantías de protección y no actos persecutorios a aquellos que tienen un pensamiento diferente.

g. Garantías de debido proceso frete a despidos y procesos disciplinarios, que en muchas ocasiones son sin justa causa.

h. Garantías y debido proceso para ascensos (concurso de méritos).

i. Políticas y escalas claras de ajustes y aumentos salariales. A igual trabajo, igual salario.

j. Cumplido a los trabajadores de la Fundación con la promesa de compartir el estudio cargos y perfiles realizado por Gestión Humana.

Nos hemos percatado que la administración en cabeza del gerente corporativo ha generado señalamientos públicos contra los trabajadores sindicalizados y ha diseñado estrategias antisindicales con el aval y connivencia de la nueva mesa directiva del consejo de administración integrada por Fernando Flórez, Norberto Ríos y Luis Alberto Rodríguez.

Ante estos sucesos nos preguntamos:

¿Por qué razón a la gerencia corporativa, a algunos directivos como Norberto Ríos (que ha sido dirigente sindical), a la dirección de la Fundación Confiar, les molesta que los trabajadores de Confiar y Fundación le hagamos preguntas a la gestión y horizonte por los que se está llevando a la cooperativa?

¿Por qué razón la gerencia corporativa, algunos directivos y al director de la Fundación les molesta la organización sindical? ¿Acaso no vienen algunos de ellos mismos de las entrañas del movimiento de los trabajadores?

¿Por qué tanto temor a generar espacios de diálogo y concertación con el sindicato, generando acciones de aislamiento, segregación y dilación para no generar conversación con nosotros?

Nosotros, en el comunicado emitido el pasado 13 de julio de 2017, que fue radicado físicamente como carta al representante legal de Confiar, les instamos públicamente al diálogo y la conversación. La respuesta no nos ha llegado a la fecha. Siendo esto una demostración de la dilación de la cual ha sido objeto el sindicato. Pero sí supimos de la reunión sostenida el día 20 de julio en la Casa de la Cultura la Cooperación donde las nuevas mesas directivas del consejo y la junta de la Fundación, el gerente de Confiar, el director de la Fundación y el Gerente Corporativo, se reunieron sin asistencia de la Junta de Vigilancia, a conversar del sindicato.

Finalmente cuando el río suena, piedras lleva. Nosotros los trabajadores/as de Confiar y su Fundación no seremos conniventes con el desmonte o reestructuración irresponsable de la Fundación Confiar, y sus efectos en el futuro y horizonte del proyecto cooperativo, la construcción de su identidad, liderazgo y propuesta democrática.

Medellín, 24 de julio de 2017