UNEB invita a votar huelga en el Banco Popular. Administración no muestra voluntad de negociar

La comisión negociadora de la Uneb informó porqué a la fecha no se ha podido llegar a un acuerdo con el Banco Popular. La principal razón es el escaso interés de la administración en establecer una negociación real.

Los miembros de la comisión negociadora, dirigentes de la Unión Nacional de Empleados Bancarios, clarificaron en cuatro puntos su posición para explicar por qué no se ha dado un proceso de negociación con la entidad hasta este momento.

“Punto uno, el banco ha venido sacando comunicaciones tendenciosas con verdades a medias, planteando una falsa disposición a negociar. Pero en las conversaciones en reiteradas ocasiones se han retractado de propuestas que han oficializado en la mesa”.

Dos, la administración pretende hacer responsable a los trabajadores y a la convención colectiva del proceso de transformación y restructuración del banco. Cuando este no fue iniciado por los trabajadores, por lo tanto, el atraso es culpa de la administración y de su dueño, Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Tercero, en la mesa de negociación de forma directa e indirecta, el banco ha amenazado con presentar ante el Ministerio de Trabajo el contrapliego patronal. Eso implica que aún sigue vigente la pretensión de la entidad en quitar las primas, los quinquenios, la tabla indemnizatoria, entre otras.

“Las propuestas del banco tienen un carácter económico, que ellos denominan del mercado. Pero aún si observa las cifras que el banco fija en sus comunicaciones, están por debajo de lo pactado en otras entidades del sector. Adicional a lo anterior, y de manera más compleja, se niega a pronunciarse sobre el escalafón, quiere tercerizar los servicios, es decir, dejar en manos de terceros el servicio día a día a clientes y usuarios; por ende, dejando sin puestos a los trabajadores”, dice el vocero de la comisión.

La dirección no acepta bajar las tasas de interés para los créditos de vivienda. No se quiere pronunciar sobre la vinculación de trabajadores temporales, hasta con 6 años de servicio. Menos, se pronuncia sobre primas de antigüedad; o sobre la oferta sobre la prima de vacaciones y su bonificación para trabajadores vinculados a partir del 2006. Tampoco presenta propuestas en el mejoramiento de la póliza de hospitalización y cirugía.

La comisión concluye con un llamado a la acción. “Los puntos centrales de nuestra vida cotidiana al interior del Banco Popular no quiere resolverlos esta administración. Por eso, no hay acuerdo en la mesa de negociación. Y por eso, los invitamos fraternalmente a realizar una votación masiva por la huelga, que se constituya en un mensaje para la presidencia de este banco, que los trabajadores haremos respetar nuestra convención y un mejor futuro para nosotros y nuestras familias”.